esenfrdeitptru

COMPROMETIDOS CON LA SALUD DE TU SEXUALIDAD

EL BESO DE SINGAPUR (te invitamos a descubrirlo)

Pompoir o beso de Singapur: la técnica sexual para conseguir un orgasmo épico

Una curiosa práctica que, aunque tenga un nombre raro, es fácil de hacer y placentera. Si queréis un gran y excitante orgasmo.

¡Tomad nota de esta técnica sexual!

En el sexo siempre pedimos más: más placer, más tamaño, más intensidad, más posturas, más orgasmos... Y en esta época convulsa que vivimos, también sexualmente, a veces perdemos de vista lo más básico, lo que tenemos a nuestro alcance. Hoy te vamos a pedir que dejes a un lado, por un día, los juguetes, lubricantes y posturas imposibles, porque el beso de Singapur o pompoir hace del minimalismo una práctica sexual de lo más placentera. ¿Quieres saber cómo conseguir un orgasmo épico? No, no hace falta que te pongas en plan Cincuenta Sombras de Grey... ¡es más fácil!

¿Qué es el beso de Singapur o pompoir?

El beso de Singapur, también llamado pompoir o kabazza (en su versión árabe) es una antiquísima técnica sexual, de la que ya hablaban algunos libros de historia, basada en que la mujer estimula el pene con la vagina una vez que este está dentro, realizando unos movimientos similares al de la succión. De hecho, pompoir, se traduce del francés como "chupadora" y el efecto que se produce sobre el pene es similar al del sexo oral.

Se trata de una técnica algo complicada de hacer para algunas mujeres, que requiere cierto entrenamiento del músculo pubocoxígeo, que es el encargado de estimular el pene en este caso. Otras mujeres, en cambio, son capaces de hacer este movimiento de forma natural, por ello, la mejor forma de saber si eres capaz, es practicándolo. Pero, ¿cómo se hace exactamente el beso de Singapur?

¿Cómo se realiza el beso de Singapur o pompoir?

Aunque puedes hacerlo de diferentes formas, aquí te dejamos un paso a paso de una postura en la que realizar esta técnica puede dar lugar a un gran orgasmo.

El chico permanece tumbado boca arriba y tu sentada sobre el a horcajadas, así la mujer puede controlar el ritmo. Él debe ser totalmente pasivo durante el sexo, dejando que ella sea la gran protagonista de la acción.

Introduce el pene en la vagina: a mayor grosor, más fácil será alcanzar placer con esta práctica.

Las caderas deben permanecer quietas, pero podéis estimularos con las manos o mediante el contacto visual.

Ahora es donde entra en acción el músculo pubocoxígeo cuyas contracciones son las que propiciarán el orgasmo. Las contracciones deben ser continuadas e intensas.

Para que te hagas una idea de lo que se puede conseguir, el nombre de beso de Singapur proviene de la leyenda de una prostituta capaz de introducir y sacar el pene de sus amantes con un solo movimiento de vagina. Y ahora viene la gran pregunta: ¿Cómo entrenar el músculo pubocoxígeo? O, mejor aún, ¿dónde narices está ese músculo?

Entrenar el músculo pubocoxígeo

Para poder practicar el beso de Singapur es necesario ejercitar este músculo. Hay mujeres que lo tienen entrenado de forma natural, pero en muchos otros casos requiere de cierta práctica. Para saber a qué músculo nos referimos, la próxima vez que vayas a orinar prueba a cortar el pis a la mitad durante un segundo: el músculo que permite hacer eso es el pubocoxígeo.

Para ejercitarlo de una m anera sencilla y eficaz es conveniente realizar ejercicios de kegel.

A través de las bolas chinas lograras realizar los ejercicios de kegel y conseguiras fortalecer este fantástico musculo vaginal.

Sexshopelita

Comprometidos con la salud de tu sexualidad.

ELITA SEX SHOP / ESPECTACULOS / CESTAS EROTICAS

C/ Félix Rodríguez de la Fuente nº-4 (Altos de Valcorchero) / 10600 PLASENCIA (Cáceres)

TELFS. 927 41 89 38 / 639 75 51 75   E-MAIL. comercial@sexshopelita.es

SI DESEAS MÁS INFORMACIÓN

CONSULTANOS SIN COMPROMISO

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política